Categorías
Terapia

Limpieza energética – Baño de Pies

Primeramente tienes que crear un espacio y tiempo para ti, donde te sientas sin preocupaciones para que puedas experimentar el efecto de esta técnica con gran gozo.

Después tener esto presente, cogeremos un envase en que intuíamos que cabrán bien nuestros pies y nos aseguraremos de que  esté bien limpio. A continuación pondremos agua por la mitad más o menos, cogeremos un buen puñado de sal marina con la mano y lo depositaremos. La temperatura del agua la podemos poner en función de qué canal energético sintamos que necesita más de nuestra atención: si sentimos más pesadez en el izquierdo pondremos el agua más tibia/caliente, si sentimos más pesadez en el canal derecho pondremos el agua más fría. Si tenemos dudas y no podemos detectar los desequilibrios de los canales es mejor poner el agua templada.

También pondremos agua en una jarra al lado para que cuando terminemos podamos enjuagarnos los pies con agua limpia.

Colocaremos los pies dentro y meditaremos durante unos diez/quince minutos aproximadamente.

Después del baño de pies, nuestro sistema energético sutil se habrá descargado de las energías más pesadas y menos evolutivas. En este momento es importante mantenernos unos minutos más en conciencia sin pensamientos.

El baño de pies es una técnica de limpieza energética básica y que es recomendable realizarla asiduamente, un muy buen hábito es cada día antes de acostarse. Así, nos aseguramos tener una buena calidad de sueño.

El baño de pies simula el agua de mar ya que, es un potente método para relajar los pensamientos y descargar toda la negatividad que hayamos acumulado durante el día. Pero es mucho más efectivo y potente si se puede realizar directamente en el mar.

La terapia es bastante efectiva por si sola. Sin embargo, si ponemos crema hidratante después de realizada la sesión dará mejores resultados. Mucho mejor es si podemos recibir un mensaje relajante, lo que mejorará la circulación y relajará el tejido de las plantas.

Como vemos, preparar un baño para tus pies es realmente sencillo y no se necesitan mayores conocimientos. Ve a la cocina, calienta el agua y no escatimes en darte un tiempo para ti.

Deja una respuesta